Un Grupo de Científicos concluyen que es “realmente posible” que haya vida extraterrestre

Un grupo internacional de científicos reveló en un artículo publicado en la revista Science Advances   que es “realmente posible” que haya vida extraterrestre, después de hallar agua líquida, hidrocarburos y aminoácidos en dos meteoritos que se estrellaron en la Tierra en 1998, según un estudio publicado este 10 de enero en la revista Science Advances.

“Todo lleva a la conclusión de que el origen de la vida es realmente posible en otros lugares”, aseguró la autora principal del informe, Queenie Chan, de la Universidad Abierta del Reino Unido.

La investigadora explicó que esta es la primera vez que se encuentra materia orgánica abundante que es “realmente crucial” para el origen de la vida y compuestos orgánicos complejos en el espacio.

“Hay una gran variedad de compuestos orgánicos dentro de estos meteoritos, incluido un tipo muy primitivo de compuestos orgánicos que probablemente representan la composición orgánica del sistema solar inicial”, añadió.

El estudio detallado sobre la composición química de dos meteoritos que cayeron a la Tierra en 1998reveló que ambos contienen tanto agua líquida como hidrocarburos y aminoácidos, ingredientes para la vida.

La investigación proporciona la primera exploración química integral de materia orgánica y agua líquida en cristales de sal encontrados en meteoritos que impactan en la Tierra.

La estructura de diminutos cristales de sal azul y púrpura encontrados en estos meteoritos fue analizada con rayos X en el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley, situado en Berkeley (California, EE.UU.).

“En combinación con otras pruebas, los resultados respaldan la idea de que la materia orgánica se originó a partir de un organismo matriz rico en agua o previamente rico en agua: un mundo oceánico en el sistema solar primitivo, posiblemente Ceres”, sentenció Yoko Kebukawa, profesor de la Universidad Nacional de Yokohama (Japón).

Además, el estudio se adentra en la narrativa de la historia temprana de nuestro sistema solar y la geología de los asteroides, a la vez que presenta “nuevas y emocionantes” posibilidades para la existencia de vida en otras partes del Universo.

La investigación también encontró evidencia del posible origen de ambos meteoritos: el planeta enano Ceres y el asteroide Hebe, una fuente importante de meteoritos que caen en la Tierra.

“En combinación con otras pruebas, los resultados respaldan la idea de que la materia orgánica se originó a partir de un organismo matriz rico en agua o previamente rico en agua: un mundo oceánico en el sistema solar primitivo, posiblemente Ceres”, sentenció Yoko Kebukawa, profesor de la Universidad Nacional de Yokohama (Japón).

Expertos aseguran que un OVNI provocó un sismo en San Juan

Los especialistas en OVNIs Moisés Linconao y Laura Belén afirmaron que el terremoto que azotó la ciudad sanjuanina de Caucete el 23 de noviembre de 1977 lo provocó un platillo volador.

 

“El sismo en la ciudad de Caucete fue provocado por una nave extraterrestre que intentó salir o entrar de un túnel subterráneo. Desde siempre los OVNIs se esconden en el interior de la Tierra y viajan del mismo modo que lo haría un subte, pero a mayor profundidad”, explicó Linconao a diario Crónica.

 

Belén reforzó esta hipótesis con los testimonios de las personas afectadas por el terremoto. “Al intentar salir, una de las naves chocó contra algo. No sabemos si contra otro platillo o contra rocas al querer hacer un agujero. Esto provocó el desplazamiento de las masas tectónicas, que dieron origen al terremoto. Antes del episodio se vieron luces de colores en el cielo y rayos sobre la zona afectada. Muchas personas lo vieron y por el movimiento no podrían haber sido aviones. Testigos también aseguraron haber visto cosas raras salir volando del lugar al terminar el temblor”, puntualizó.

 

Para los investigadores, los OVNIs se dirigían al  norte argentino para encontrar la entrada de otro túnel intraterrestre. “Hay muchas de estas cuevas ocultas a lo largo de todo el territorio nacional, gracias a la superficie montañosa que facilita el ocultamiento de las entradas. Si bien desconozco el lugar exacto donde se encuentran, puedo asegurar que el lamentable episodio dio origen a un deshielo, lo que provocó que el agua se filtre por esos pasadizos y causen el hundimiento de la ciudad de Tama”, detalló Linconao.

 

“Está comprobado que los platillos voladores no solo recorren el espacio sino que además desarrollaron naves capaces de desplazarse por océanos. Son llamados OSNIs (Objetos Submarinos No Identificados). Así que podemos decir que nos tienen rodeados y no solo nos miran desde arriba: también nos observan desde adentro de la Tierra y desde el agua”, finalizó Belén.