Expertos aseguran que un OVNI provocó un sismo en San Juan

Los especialistas en OVNIs Moisés Linconao y Laura Belén afirmaron que el terremoto que azotó la ciudad sanjuanina de Caucete el 23 de noviembre de 1977 lo provocó un platillo volador.

 

“El sismo en la ciudad de Caucete fue provocado por una nave extraterrestre que intentó salir o entrar de un túnel subterráneo. Desde siempre los OVNIs se esconden en el interior de la Tierra y viajan del mismo modo que lo haría un subte, pero a mayor profundidad”, explicó Linconao a diario Crónica.

 

Belén reforzó esta hipótesis con los testimonios de las personas afectadas por el terremoto. “Al intentar salir, una de las naves chocó contra algo. No sabemos si contra otro platillo o contra rocas al querer hacer un agujero. Esto provocó el desplazamiento de las masas tectónicas, que dieron origen al terremoto. Antes del episodio se vieron luces de colores en el cielo y rayos sobre la zona afectada. Muchas personas lo vieron y por el movimiento no podrían haber sido aviones. Testigos también aseguraron haber visto cosas raras salir volando del lugar al terminar el temblor”, puntualizó.

 

Para los investigadores, los OVNIs se dirigían al  norte argentino para encontrar la entrada de otro túnel intraterrestre. “Hay muchas de estas cuevas ocultas a lo largo de todo el territorio nacional, gracias a la superficie montañosa que facilita el ocultamiento de las entradas. Si bien desconozco el lugar exacto donde se encuentran, puedo asegurar que el lamentable episodio dio origen a un deshielo, lo que provocó que el agua se filtre por esos pasadizos y causen el hundimiento de la ciudad de Tama”, detalló Linconao.

 

“Está comprobado que los platillos voladores no solo recorren el espacio sino que además desarrollaron naves capaces de desplazarse por océanos. Son llamados OSNIs (Objetos Submarinos No Identificados). Así que podemos decir que nos tienen rodeados y no solo nos miran desde arriba: también nos observan desde adentro de la Tierra y desde el agua”, finalizó Belén.

Ovnis en argentina Octubre 2011

Descenso de OVNIS en formación hacia Monte Grande. (Foto tomada en Ituzaingo)

Edición impresa“Ituzaingó se convirtió en una especie de Triángulo de las Bermudas”, aseguró un investigador de este tipo de fenómenos, informa el Diario Crónica.

Sábado a la noche. Integrantes del grupo de investigación Testimonio Ovni estaban realizando tareas de guardia en un campo de Ituzaingó. Al comienzo todo estaba tranquilo. El cielo se presentaba calmo. Cerca de las dos de la mañana, dos ovnis descendieron en dirección hacia Monte Grande y ese clima apacible se alteró. “En la zona debe haber un paso entre una dimensión y otra”, aseguró anteCrónica Adrián Nicala, especialista en el tema.

Eduardo GhioNelson MoralesDiego DuránGaby Montura y Nicala realizaban tareas de vigilia en un campo de la zona oeste del conurbano bonaerense. La idea era esperar la aparición de algún objeto extraño, de esos que suelen frecuentar el lugar. Cuando era la 1.58 y las cámaras que debían captar las imágenes estaban reposando en los bolsos, Durán exclamó: “Mirá esas estrellas cómo se mueven. Qué raro”. La verdad era que Durán se equivocaba. Evidentemente, lo que estaba en movimiento en las alturas no eran estrellas. Sin pensarlo dos veces, Nicala (director de Testimonio Ovni) abrió el estuche y rápidamente fotografió y filmó el oscuro cielo. Así, con su lente logró captar el momento en que dos esferas (o Foo Fighters, como se conocen) descendieron con lentitud hacia la zona de Monte Grande y, luego de segundos, desaparecieron.

“Tenían que venir. Siempre hay apariciones de estos objetos”, reconoció a este medio Nicala, quien hace años encabeza investigaciones sobre estos fenómenos. “Son grandes esferas que suelen ser coloradas o celestes”, explicó, y seguidamente añadió: “Es rarísimo ver dos juntas en el mismo lugar. Eso es normal en México, pero en Argentina generalmente andan separadas. Seguramente quiere decir algo”.

Sobre la situación que le tocó vivir en la madrugada, el hombre subrayó: “Bajaron detrás de unos pinos. Anteriormente también habían descendido detrás de esos mismos árboles”.

Convencido claramente de que son ovnis, Nicala se refirió a una especie de “Triángulo de las Bermudas”, pero en el conurbano bonaerense. “En la zona hay lo que se conoce como portal dimensional. Que es un paso entre una dimensión y otra. Lo que Einsten describía como agujero de gusano”, ejemplificó.

Por otro lado, Nicala señaló la coincidencia que tiene el horario con anteriores sucesos en donde también están involucrados ovnis. “La tragedia de Monte Grande fue a la misma hora. Los animales mutilados extrañamente en San Vicente, también ocurrieron durante la madrugada”, apuntó, y por último acentuó: “No estamos solos. Estos extraterrestres están entre nosotros hace tiempo”.

Nicala no tiene dudas de que sus afirmaciones son ciertas. Desde hace meses que Crónica sigue paso a paso todo lo que ocurre en algunos sectores del conurbano, donde la aparición de estos objetos es constante, en especial en el espacio aéreo de Morón, Castelar e Ituzaingó. Oportunamente se documentó cada testimonio, dejando en claro la presencia de objetos de diferentes formas.

Es difícil explicar los motivos que hacen que estas apariciones tengan por escenario estos puntos del gran Buenos Aires. “Seguramente el cambio de dimensión al que hice mención hace que esto ocurra aquí”, dijo Nicala, quien asegura tener gran cantidad de fotos y filmaciones de los objetos voladores no identificados.

En algunos casos y de acuerdo con el testimonio de vecinos, los ovnis se desplazaban en rededor de algún punto específico, como si estuvieran controlando o supervisando algo.

En tanto y mientras el misterio de lo ocurrido en Monte Grande sigue sin develarse, los hechos parecen darles la razón a los vecinos, quienes precisaron en su momento que en ese lugar no había estallado ninguna garrafa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...